Por segundo año en Nicaragua, se está implementando un proyecto de orientación vocacional para la popularización de las profesiones relacionadas con la alta tecnología: BioNica.

El proyecto contempla varias etapas de desarrollo y sirve para apoyar la formación con capacitaciones del personal no solamente de la empresa MECHNIKOV, como de un empleador, sino también del país en general.

Con el advenimiento de MECHNIKOV en la región, se apareció una oportunidad para el surgimiento de nuevas profesiones, que a su vez requieren trabajadores altamente calificados con conocimientos y capacidades especiales.
El BioNica se implementa teniendo en cuenta los vectores de desarrollo de Rusia contemporánea, y tiene como objetivo incrementar la participación en el entorno científico de jóvenes especialistas: escolares y estudiantes, involucrando en las actividades del proyecto a los profesores y representantes de la profesión, así como a los científicos del Instituto de Vacunas de San Petersburgo y del MECHNIKOV.
Actualmente, tres universidades claves de Nicaragua están involucradas en el proyecto: UNAN Managua, UNAN León y UCN. El proyecto BioNica es reconocido y tiene alta demanda en la región. A día de hoy, cinco participantes graduados en el proyecto trabajan en los laboratorios y las áreas de producción de MECHNIKOV.

BioNica
Historias de logro
Carrera, desarrollo, estatus: los sueños de los estudiantes se hacen realidad
Mario Cajina
Melisa Oviedo
Andrés Pérez
24 años de edad, procedente de Monimbo, Masaya.
Mario Cajina

Ejerzo la profesión de Químico Farmacéutico, egresado de la UNAN Managua.


Me caracterizo por ser una persona responsable, luchadora y esforzada. Lucho contra cada obstáculo que se interpone en mi camino con el fin de cumplir mis sueños e ir alcanzando metas cada vez más dificultosas. Me gusta compartir mis conocimientos a todo aquel que le interese conocer acerca de alguna temática en específico.


Mi desición de dedicar mi vida a la industria farmacéutica se debe a que desde muy pequeño me apasionaba mucho la química. Podría decir que desde la secundaria me encantaba observar todo tipo de reacciones químicas dentro de las prácticas de laboratorio en mi colegio. Con el tiempo mi pasión por conocer más de cerca este mundo tan interesante iba creciendo. Otra de las razones que influyeron en mi decisión, fue el sentimiento humanitario, de alguna manera quería aportar a la sociedad una mejor calidad de vida. Y fue en este momento que pensé que estudiando mi carrera tan apasionante podría cumplir todos mis objetivos. Detrás de cada medicamento hay un gran farmacéutico..

Fue una decisión difícil debido a que es una carrera en la cual debes de estar en constante actualización. Sin embargo era lo que más me apasionaba.


Una vez estando en mi carrera, cuando ya estaba casi por culminarla, tuve suerte de conocer el proyecto BioNICA, el cual llegó a mi vida de una manera inesperada y me dejó totalmente sorprendido debido a varias razones . Tuve la dicha de haber sido seleccionado para participar en este proyecto gracias al que he podido adquirir experiencias únicas e impresionantes y que me ha hecho enamorarme aún más de mi carrera profesional. Se puede decir que incluso de alguna manera me motivó a seguir luchando por mis sueños.


Este proyecto, desde su mero inicio y hasta la actualidad, me ha ayudado a desarrollar habilidades que pongo en práctica tanto como en mi trabajo actual, como en mi vida personal. Gracias a cada uno de los especialistas del proyecto que nos impartían charlas, el proyecto BioNICA me hizo entender mejor el mundo de la industria biofarmaceutica y es exactamente gracias a este proyecto yo pude entrar a trabajar en una de las empresas biofarmaceutica más prestigiosas a nivel regional, Instituto Latinoamericano de Biotecnología MECHNIKOV. Tuve la oportunidad de realizar un viaje a Rusia para capacitarme en tales temas biotecnológicos como: Registro sanitario de productos biológicos, Purificación de proteínas por Cromatografía, Buenas Prácticas de Manufactura y Ensayos Preclínicos.


Estando en el proyecto BioNICA me he sentido con mucho más ánimo de querer seguir aprendiendo más acerca del mundo de la biotecnología. Pienso que con el fin de realizar una captación mayor de recursos y motivar a todos los jóvenes que han decidido estudiar Química Farmacéutica u otra carrera similar a Biotecnología, se podría involucrar a más universidades por medio de este proyecto.

Tengo muchas expectativas de este proyecto y en un futuro espero poder seguir creciendo profesionalmente y principalmente poder llegar a ser un Científico reconocido a nivel mundial. Espero poder cumplir este sueño, ya que me apasiona mucho realizar investigaciones y tener la oportunidad de desarrollar nuevos productos biofarmaceuticos.


Para culminar este pequeño artículo, quiero llamar la atención de todos los jóvenes que han llegado hasta acá, decirles que no se rindan por cualquier obstáculo que se les interpone en su camino. A pesar de que sea aún más dificultoso llegar a cumplir tu meta, debes de perseverar hasta alcanzar y lograr lo que te propones. Si te has decidido estudiar una carrera que contemple la biotecnología, te hago la invitación de poder ser parte de nuestra familia BioNICA con el fin de hacerte crecer como profesional y explotar todas tus habilidades que aún no has descubierto.

25 años, procedente de la ciudad de León

Melisa Oviedo

Mi nombre es Melisa Oviedo, soy procedente de la ciudad de León, tengo 25 años, y soy Licenciada en Química Farmacéutica egresada de UNAN-León.


Mi decisión a estudiar la licenciatura en química farmacéutica se debe a que desde pequeña crecí en el ámbito de la salud. Siendo así que la química farmacéutica se convirtió en la inspiración y motivación de mi vida, despertando el interés de conocer más el proceso que conlleva la creación de los medicamentos y productos biológicos que ayudan a mejorar la calidad de vida del ser humano.

Al estudiar la carrera me apasionó la preparación, conservación y presentación de fármacos de síntesis química y biológicos, los análisis de calidad que se les realizan a los medicamentos, la correcta atención que se le brinda a los pacientes al momento de dispensarles su medicación y concientizar a los consumidores sobre el uso racional de ella.

Ahora que me desempeño como auxiliar en asuntos regulatorios se sumó a mí el entusiasmo de conocer sobre las regulaciones que rigen la industria farmacéutica en diferentes países de América Latina y el Caribe, el Instituto Latinoamericano de Biotecnología MECHNIKOV, me ha brindado la oportunidad de capacitarme en el ámbito de asuntos regulatorios en especial en registro sanitario de productos biológicos, buenas prácticas de manufactura y gestión de cambios post-registros y liberación de lote.


El conocimiento de las regulaciones por países y la revisión de los documentos técnicos que forman parte del Dossier, permitieron poder entender mejor todas las etapas del proceso productivo, los análisis que se le realizan al producto y también los estudios pre-clínicos y clínicos que forman parte de todo el expediente de registro.


Hoy en día gracias al apoyo y la confianza que me han brindado mis colegas de San Petersburgo e Instituto MECHNIKOV, puedo dominar el proceso de preparación, presentación, manejo y revisión continua del expediente de registro y el proceso de liberación de lotes.

Por tanto, mundo diverso de la química farmacéutica me motiva a seguir conociendo cada uno de sus ámbitos hasta lograr ser una profesional multifacética que pueda desempeñarse exitosamente en cualquier área de la industria farmacéutica.


El proyecto BioNICA llegó a mí vida cuando estaba cursando el último año de la licenciatura, y me cautivó por ser un proyecto que promueve el carácter multidisciplinario de la biotecnología. El compartir mis conocimientos como voluntaria del proyecto BioNICA reafirmó mi elección profesional.


Mi experiencia en BioNICA fue muy significativa: tuve la oportunidad de interactuar con estudiantes de secundaria acerca de grandes científicos que aportaron grandes descubrimientos e innovaciones que hasta hoy en día siguen siendo muy importantes en la humanidad y en la ciencia, como es el descubrimiento de la penicilina por Alexander Fleming, la pauperización y el desarrollo de vacunas por Louis Pasteur entre otros. También desarrollamos prácticas de laboratorios químicas y microbiologías como desarrollo de técnica para extracción de clorofila, fermentación y cultivo de bacterias.


Este proyecto me motivó a seguir creciendo profesionalmente, a creer en mí misma y a seguirme superando cada día, para contribuir con mis conocimientos a la salud pública. Este proyecto abrió las puertas de una gran institución, como lo es el Instituto MECHNIKOV, S.A.


Mis metas y propósitos para futuro, es crecer junto a MECHNIKOV y convertirme en una.

22 años de edad, procedente de la ciudad de León

Andrés Pérez

Mi nombre es Andrés Josué Pérez Cáceres, soy originario de la

cuidad de León. Tengo 22 años de edad y mi profesión es químico

farmacéutico, pero por vocación soy amante de la investigación e

innovación: desde muy joven siempre me ha llamado la atención el por

qué de las cosas. Recuerdo ocasiones en las que de pequeño jugaba con

los artículos higiénicos de la casa, me imaginaba cosas y me preguntaba

a mí mismo ¿Por qué tiene ese color? ¿Qué les da ese olor

característico? y este sin numero de preguntas fue el comienzo de mi

odisea vocacional y profesional que continua hasta el día de hoy y

espero que siga adelante.


Cuando me preguntan ¿qué me define a mi como persona? mi respuesta

siempre es la siguiente: es un gran compromiso mío con lo que me

apasiona, es el jamás darme por vencido y nunca abandonar mis sueños. Decidí estudiar química farmacéutica porque considero que nosotros los farmacéuticos somos los guardianes de la salud ya que detrás de cualquier medicamento que tomas para una u otra enfermedad están distintos farmacéuticos que lo producen y controlan que su calidad sea al más alto nivel para que cuando el

medicamento llegue a tus manos, sea un producto totalmente apropiado. Sin duda alguna, podemos decir que somos guardianes de la salud, trabajamos bajo las sombras en los laboratorios dando lo mejor para cuidar la salud y la de jóvenes amantes de la ciencia y vida humana

Durante 2 últimos años de mi carrera universitaria, además de realizar investigaciones personales de productos farmacéuticos y nutriaceuticos, logré desempeñarme como alumno ayudante, pasante del Laboratorio de Control de Calidad de la UNAN-León.


Una tarde del mes de octubre del 2018, me invitaron a una reunión organizada por la PhD Helena Kazakovapara para ser participante del proyecto BioNICA. Unos días después fui entrevistado para participar en este gran proyecto que cambiaría mi vida con un giro de 360 grados. Todo fue tan emocionante, que lo único que recuerdo es que al finalizar la entrevista la PhD Helena Kazakova me dijo ¡Bienvenido a BioNICA Andrés! y esas fueron las palabras que no solo cambiarían mi vida académica sino que también mi vida personal. Desde aquel momento comenzamos a capacitarnos en temas de biotecnología por medio de conferencias con especialistas en este ámbito.


Poco a poco el proyecto se iba convertiendo en una gran familia: durante su desarrollo logramos adquirir conocimientos que son únicos en el país y que un tiempo después logré compartir con los estudiantes de UNAN-Managua. Gracias a mi participación destacada en el proyecto BioNICA logré formar parte del equipo laboral del Instituto Latinoamericano de Biotecnología Mechnikov, un lugar donde he compartido y adquirido conocimientos con los distintos especialistas rusos y nicaragüenses, he conocido a más profundidad sobre los principios de las GMP, productos biológicos y una infinidad de otras cosas que años atrás nunca pensé llegar a conocer. Para mí, el proyecto BioNICA no solo me ayudó en la adquisición de nuevos conocimientos, sino también me regaló una gran familia que son cada uno de los embajadores del proyecto, personas con las que he compartido experiencias y con las que actualmente laboro en las distintas áreas del Instituto Mechnikov.


Actualmente yo trabajo en el Laboratorio de Microbiología de la División de Control de Calidad, donde he logrado profundizar mis conocimientos en el ámbito de microbiología y conocer distintos procesos microbiológicos que son realizados a la vacuna. El hecho de contar con estos conocimientos me hace sentir entusiasmado ya que nada de esto sería un hecho hoy en día, si no fuera gracias al proyecto BioNICA. Mi gran sueño es llegar a ser tecnólogo farmacéutico para poder diseñar nuevos productos biofarmaceuticos. Sé que para llegar a mi sueño tendré que hacer un recorrido bien largo, pero no me daré por vencido hasta lograrlo y es lo que me mantiene motivado día a día a seguir dando el 100% de mí. BioNICA ha hecho la realidad de tener un intercambio de conocimientos con especialistas del IICVSSP (Instituto de Investigación Científica de Vacunas y Sueros de San Petersburgo) sobre distintas temáticas en el ámbito farmacéutico, gracias a lo que podemos seguir formándonos como profesionales en el ámbito biotecnológico.


Para finalizar esta pequeña entrevista, quiero animarte a que siempre des lo mejor de ti y te esfuerces por conseguir lo que deseas. Es hasta hoy en día y aún recuerdo esas palabras que resuenan cada vez que voy rumbo al Instituto Mechnikov, porque cada día vivo un sueño y quiero que tú también compartas ese sueño. ¡Ánimo! Si eres un loco amante de la ciencia como yo y estás dispuesto a dar lo mejor de tí, te invito a que formes parte de esta gran familia


¡Aquí te esperamos en nuestra familia de BioNICA!

C en una fiesta con nosotros de cualquier manera. Esperamos nuevas ideas y respondemos a sus preguntas:
E-mail: hello@bionica.com
Telefono +123 466 567 78
Redes: Facebook |