El presidente ejecutivo del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS), Roberto López, informó este jueves que el Interferón Alfa 2B, medicamento cubano que se utiliza dentro del espectro de medicamentos para atender a los pacientes contagiados por coronavirus, podría comenzar a producirse en Nicaragua.

López, realizó un recorrido por la planta de vacunas Mechnikov (Managua) junto a la vicedirectora del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB) de Cuba, Marta Ayala. Ambos especialistas valoraron la posibilidad de iniciar el proceso de preparación para la producción del medicamento cubano.

Ayala, expresó que la visita es una expresión de solidaridad y hermandad entre los pueblos de América Latina para compartir saberes y combatir unidos la pandemia del coronavirus. «Pensamos que desde los gobiernos, las autoridades debemos estar preparados para esta epidemia, para la que debemos estar siendo cada uno de los ciudadanos muy activos, pesquisándonos, alertando pero también preparándonos, terapéuticamente hablando, para poder atender a los enfermos que puedan surgir», aseguró.

La intención de ambos gobiernos es contar con una capacidad de producción del retroviral en el país centroamericano para atender a sus pacientes y al mismo tiempo funcionar como punto de comercialización más cercano al resto de los países de la región bajo las operaciones del Grupo de las Industrias Biotecnológica y Farmacéutica de Cuba (BioCubaFarma).